StockSnap_9PYY07X93T

Antes de restringir tus alimentos drásticamente es importante que conozcas algunas cosas.


Existen todo tipo de dietas "milagrosas" para bajar de peso, pero antes de que comiences la "última novedad" que te pasó tu mejor amiga o amigo, mejor entérate de los siguientes mitos.

Estos puntos fueron descritos en un artículo del Washington Post, en su sección de Ciencia y Salud, basado en diversos estudios.

1. Las dietas "mágicas" no existen. Cualquiera que diga que ha encontrado la forma comprobada de perder peso y no recuperarlo está mintiendo. Llega un momento en que el cuerpo resiente la falta de calorías consumidas habitualmente, por lo que tendrás el llamado "rebote". Por ello, lo mejor es tener en cuenta que si quieres perder peso sea por salud, así seguirás un proceso más sano.

2. El peso no es igual a la salud. Las personas pueden estar delgadas y no necesariamente estar saludables. "Investigaciones muestran una asociación entre la pérdida de peso y una mejor salud, pero no está claro si la pérdida de peso es responsable de una mejor salud o las conductas que las personas adoptan para perder peso, como una mejor nutrición y actividad física regular", precisa el artículo del Post.

3. Te "ayudan". En realidad, las dietas se interponen en tu camino a un verdadero nuevo estilo de vida. Bajar de peso rápidamente te hará volver a tus antiguos hábitos, por lo que no lograrás mejoras sostenibles. Hay algunas conductas que son sencillas de implementar y te ayudarán a lograr un objetivo más duradero, aunque tardes un poco más.

4. Son "fáciles". Debido a que la mayoría de las personas siente que no hay suficientes horas en el día, ¿por qué perder un precioso tiempo registrando obsesivamente sus alimentos y rastreando sus calorías o macros? ¿Por qué preocuparse si la comida en un restaurante o fiesta se ajusta a las reglas de su dieta o castigarse porque comiste alimentos que no están "permitidos"? Haciendo dieta para mejorar la imagen es inútil, porque cualquier nueva autoestima se evaporará cuando recuperes el peso por efecto "yo-yo".

5. No hay rebote. La restricción puede llevar a atracones, ya que se ha demostrado que la dieta y la restricción alimenticia aumentan el riesgo de comer en exceso en algunos periodos. "Este ciclo de restricción de atracones es lo opuesto a un enfoque moderado, equilibrado y pacífico para una mejor alimentación", se explica.

Así que ya sabes, antes de comenzar una dieta, mejor piensa para qué quieres bajar de peso: sólo para verte bien una semana o buscar un cambio de vida más duradero que te proporcionará mejor salud y, al mismo tiempo, ese cuerpo que buscas.

 

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top