Comerla te proporciona fibra, fósforo, tiamina, riboflavina...


Escrito para fitness por Montserrat Astigárraga Serra

La lechuga es una verdura recomendable para consumirla en dietas de control de peso, debido a que su porción comestible es muy baja, es decir que contiene un 96% de humedad, lo que hace que la lechuga sea agua casi en su totalidad y por lo tanto tenga pocas calorías.

Es buena fuente de vitamina A y un poco menos de vitamina C, las cuales además de otras funciones, tienen el rol de antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro.

Por otra parte, la lechuga también contiene calcio, hierro, sodio, fibra, fósforo y otras vitaminas como tiamina, riboflavina y niacina, las cuales, en menor proporción, ayudan a cubrir los requerimientos necesarios si combinamos la lechuga con otras verduras en una apetitosa ensalada.

La lechuga también contiene algunos aminoácidos esenciales para nuestro organismo, pero al ser un alimento tan rico en agua, todos los nutrimentos se encuentran diluidos, así que esa es una buena razón para consumirla en cantidades abundantes.

Otra cualidad de la lechuga es que tiene propiedades tranquilizantes, con lo cual esta verdura también nos pueden ayudar a disminuir el estrés.

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top