StockSnap_U6IOK6787I

Conforme avanza la edad hay que ayudar a la mente a estar saludable... y no es nada complicado.


Por Redacción Fitness

Aprender otro idioma, estudiar música y leer libros que nos enseñen y nos hagan reflexionar, son ejercicios que ayudan a detener o retrasar procesos neurodegenerativos del cerebro, como la enfermedad de Alzheimer, afirmó el médico, psicólogo y doctor en neurociencias Federico Bermúdez Rattoni, investigador emérito del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM.

Hay tres aspectos claves que explican el funcionamiento de este órgano:

  • La memoria es la retención de conocimiento.
  • El aprendizaje es la adquisición de nuevo conocimiento.
  • La amnesia es la pérdida de la memoria.

Expuso que existen las memorias declarativas, es decir lo que ocurre con los hechos y los eventos que vivimos; mientras que las no declarativas se refieren a procedimientos, habilidades y hábitos.

"Cuando la información llega al cerebro se forma la memoria de corto plazo, pero en los ensayos cerebrales se consolida la información y se forma la memoria a largo plazo", indicó. “La de corto plazo no necesariamente se mantiene en el cerebro, tiene una función inmediata y a veces se olvida; mientras que la de largo plazo es la que mantenemos durante buena parte de la vida, pues se refiere a procedimientos”.

Por ello, al aprender, hay cambios cerebrales: “Cuando aprendemos algo nuevo nuestras neuronas se conectarán de una manera más sencilla, y se podrán hipertrofiar (crecer) los circuitos neuronales”.

Las neuronas (células cerebrales), prosiguió, tienen unas prolongaciones llamadas axones, que generalmente comunican con las dendritas, unas pequeñas ramificaciones cortas dedicadas a la recepción de estímulos y a la alimentación celular.

"Al entrar en contacto una neurona con otra se genera la sinapsis, que es la conexión entre ambas", expuso Bermúdez Rattoni. “Todo lo que hacemos en este momento: ver, oír, poner atención a lo que digo, se reduce a esa comunicación”.

Si tenemos experiencias o hacemos ejercicios mentales se propicia la plasticidad cerebral, cambios que pueden ocurrir debido a la experiencia o al funcionamiento del sistema nervioso, y que pueden ser permanentes en el sistema.

Así que ¡reta a tu cerebro!

 

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top