Una hora al día de actividad física, no es mucho para los beneficios fisiológicos que te brindará a lo largo de tu vida.


Por Antonia García Gómez 

Desafortunadamente los beneficios que obtienes cuando te ejercitas, se pueden perder muy fácilmente. Un ejemplo es la condición cardiovascular, que al tercer día de no ejercitarte comienzas a perderla en un gran porcentaje, por lo que te sugiero que cuando tengas un receso en tu rutina diaria, por trabajo o vacaciones, no olvides incluir tu actividad física para que no pierdas lo ganado. 

Aprovecha el gimnasio del hotel. En algunos hay actividades como clases de aeróbicos en salón o en la alberca. También cuentan con equipo cardiovascular como son las bicicletas, caminadoras y escaladoras. Para ejercicio anaeróbico puedes trabajar con pesas, barras, mancuernas, por mencionarte algunos implementos del gimnasio. Realmente te vas a sentir con mucha energía si te ejercitas. Si decides irte a recorrer el pueblito más cercano aprovecha y ponte tenis o zapatos cómodos para esa larga caminata que te ayudará a quemar calorías. Recuerda que si mantienes la intensidad será mucho mejor. 

Si decides trotar a lo largo de la playa o un parque te haya llamado la atención, muy bien, o tal vez un partido de voleibol playero, o nadar. Aprovecha lo maravilloso que nos brinda la vida, el agua, el sol, la naturaleza en general que es divina y que a veces se olvida contemplarla y disfrutarla en todo su esplendor. 

Otra forma de quemar calorías, liberarte del estrés y mantenerte, es bailar. Si vas a una discoteca baila, baila y baila e hidrátate de preferencia con agua, si te tomas alguna bebida con alcohol, pídela con refresco bajo en calorías o con agua. 

Si piensas que estás de descanso y que no vale la pena invertir una hora de ese tiempo en hacer ejercicio, no te equivoques, ya que una hora de tu tiempo y esfuerzo, no es nada, comparado con lo  bien que te vas a sentir por el resto del día y de tu vida.

Si te vas a quedar a descansar en casa, lo mismo, ejercítate una hora y después haz lo que mejor te parezca, leer, ir al cine, al teatro, rentar un video, en fin, lo que te plazca. 

Otra manera de ejercitarte es en casa,  ponente a limpiar tu recámara a conciencia o el espacio de tu casa que más te agrade. Recuerda que el ejercicio es vida, no dejes que tus articulaciones se oxiden y tus músculos se atrofien y que en una o dos semanas cuando regreses a la vida rutinaria sientas los estragos de no haberte dado un tiempo para no perder, sino seguir ganando. 

No olvides

  • Ingiere suficiente agua.
  • Come frutas y verduras, eso sí que estén muy bien lavadas y desinfectadas.
  • Si tomas alcohol, combina tu bebida con agua o con un refresco bajo en calorías.
  • Recuerda que la ociosidad es la madre de todos los vicios, así es que mantente ocupad@.
  • Ten a la mano botanas que consistan en la fruta o verdura que más te agraden
  • Si andas de paseo por la playa, ingiere pescado que es carne baja en grasa.
  • Recuerda que vas a descansar, no regreses más cansado desvelándote todos los días.
  • También toma en cuenta que si no “quemas” lo que consumes se acumulará en kilos.

Recuerda, cuida tu cuerpo, que es tu casa...

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top