Durante el embarazo es primordial cuidar la alimentación, esto evitará una malnutrición, así como ganar exceso de peso.


Escrito para fitness por Montserrat Astigárraga Serra

 Es muy importante que durante el embarazo se cuide la alimentación de la futura madre para evitar caer tanto en excesos como en deficiencias.

En el primer trimestre la nutrición no debe de ser diferente a las recomendaciones calóricas de la mujer sin estar embarazada, es decir esta debe ser con base en su peso ideal, altura, edad y actividad física. Sin embargo a partir del segundo trimestre, se recomienda aumentar 300 kilocalorías diarias para garantizar una adecuada nutrición tanto de la madre cómo del producto.

Este aumento de energía debe de calcularse para que sea balanceado y que no falten grupos de alimentos, de esta forma se cubrirán todos los requerimientos tanto de energía cómo de vitaminas y minerales.

Lo ideal es consumir todos los grupos de alimentos, los cuales son:

  • cereales: granos, pan, tortilla, pasta, papas
  • leguminosas: frijoles, lentejas, chícharos
  • productos de origen animal: huevo, carne, pollo, pescado, quesos
  • verduras y frutas
  • y de forma moderada el consumo de azúcares y grasas

Por otra parte, es importante el aumentar el consumo de fibra contenida en cereales integrales, frutas con cáscara y verduras de  hoja verde, ya que el estreñimiento es común en este estado.

Lo ideal es consultar con un nutriólogo para empezar un plan de alimentación sano y evitar el subir excesivamente de peso.

¿Sabías que...?

La ciruela pasa tiene una sustancia que se llama metil-xantina, la cual aumenta los movimientos del intestino mejorando el estreñimiento.

 

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top