melanie-wasser-233297

¿Has tenido esa sensación de "piel chinita", como un hormigueo? 


Los escalofríos, ese hormigueo que recorre el cuerpo y pone la piel “chinita” que hace que las personas se sacudan parecen una respuesta algo terrífico, pero hay una explicación científica sobre esto.

Esta sensación son una reacción regulada por el sistema nervioso autónomo y están relacionados con el estrés, explicó Hugo Sánchez Castillo, profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM.

"Básicamente, cuando tenemos algún evento percibido como peligroso, aparece una serie de reacciones asociadas al mismo, en las cuales se destaca la movilización de energía para producir un efecto explosivo", indicó el académico. "Por ejemplo, un bombeo sanguíneo hacia los brazos y las piernas, una disminución de la actividad de secreción de movimientos estomacales, liberación de adrenalina o un incremento de dopamina, y esto nos pone en una situación ya sea de lucha o huida".

Como parte de esa serie de acciones aparece el escalofrío, esa reacción al estrés saludable o negativo que muchas veces "es malinterpretado e incluso incomprendido".

"En términos generales, se trata de una respuesta del organismo, y se manifiesta como una especie de hormigueo que recorre el cuerpo y la piel", remarcó Sánchez Castillo. "Tenemos una serie de receptores que reaccionan a la vibración, y cuando se generan los cambios, movilizaciones de energía, contracciones musculares y piloerección en conjunto, dan una estimulación que permite a la piel detectarlo y se siente como un recorrido".

Cuando se habla de situaciones positivas puede ser cuando vemos a una persona atractiva o en otras circunstancias, al momento de presentar un examen, estar en una situación "de peligro", "de miedo", como estar en un callejón oscuro.

Esta reacción es un componente importante que prepara al organismo para una respuesta global, ya sea de lucha o huida, se detalló en un comunicado de la UNAM.

Anuncio

Publicidad

Publicidad

Rutinas

Scroll to top